inclusão de arquivo javascript

 
 

Economia » Noticias

 Las repercusiones de los conflictos de Medio Oriente en México

25 de Febrero de 2011 • 13:20hs  •  actualizado 13:27hs

México, 25 de febrero.- Los problemas geopolíticos que se viven en Oriente Medio y el norte de África parecieran estar muy lejos de México, sin embargo en un mundo globalizado debemos estar atentos porque su evolución repercute en un punto muy sensible, en nuestra economía.

A continuación un recuento de las afectaciones generadas por los conflictos recientes:

  • Los países en conflicto son importantes productores de petróleo, el hecho de dejar de producir aumenta el costo del producto energético en el mundo.

  • México es una economía con alto porcentaje de ingreso de divisas generadas por al exportación petrolera, y aunque el aumento de la mezcla se encuentra por encima de Presupuesto 2011 (65.4 dólares por barril), no quiere decir que sólo vamos a recibir más por el crudo, también tendremos que pagar más por combustibles.

  • El vicecoordinador del tricolor, José Ramón Martel, señala que los conflictos políticos en los países de Medio Oriente, podría generar cerca de 300 mil millones de pesos extras. Ayer la mezcla mexicana cerró en 97.75 dólares por barril.

  • José Ramón Martel estima que se podrían necesitar cerca de 30 mil millones de pesos adicionales para cubrir el subsidio por incremento en costo de combustibles.

  • El presidente Felipe Calderón señaló que los altos precios del petróleo han causado a México pérdidas entre 70,000 y 80,000 millones de pesos (entre 5,730 y 6,550 millones de dólares) por la importación de gasolinas y diesel.

  • Los aumentos que la Secretaría de Hacienda aplica mes a mes a las gasolinas y el diesel están en función del mercado internacional, lo que le da un margen de maniobra para hacerlos más grandes o menores.

  • México importa hasta el 45 por ciento de toda la gasolina y el diesel que consume.

  • Los inversionistas buscan refugios seguros dejando a un lado las compras de más riesgo que ofrecen mercados emergentes como México. Cuando la aversión al riesgo es alta, los instrumentos estadounidenses sirven como refugio, dejando atrás a las tasas mexicanas, situación que presiona al alza el tipo de cambio, lo que significa pagar más pesos por un dólar.

  • Un fuerte incremento en los precios del petróleo pueda dañar la demanda global y la recuperación de la economía de Estados Unidos, país al que exportamos más del 80 por ciento de lo que producimos.

  • Combustibles y dólares más caros afectarían directamente a empresas y generación de empleos

  • La presión inflacionaria elevaría costos que todos los mexicanos tendríamos que asumir pagando productos y servicios más caros.

    Conforme aumenten las tensiones y la gravedad en los países en conflicto se puede incrementar la recuperación de la economía mundial, sin embrago en México debemos estar muy atentos, porque aunque el presidente Calderón señala que son más las pérdidas que los beneficios de un petróleo caro, José Ramón Martel y Raúl Felíz, del CIDE coinciden que el Gobierno obtendrá más ganancias que pérdidas por las alzas registradas.

  • Síguenos en Twitter @TerraEconomiaMX

    Síguenos en Twitter: @TerraEconomiaMX


  • Todos los derechos de reprodución y representación son reservados.