inclusão de arquivo javascript

 
 

Economia » Noticias

 Preparan mega proyecto chino en Cancún

05 de Julio de 2012 • 16:34hs  •  actualizado 16:54hs

Proyecto de Dragon Mart

Proyecto de Dragon Mart
Foto: Luces del Siglo

Por Isela Serrano

  • De aprobarse el proyecto Dragon Mart se estima que a esta urbe arribarían anualmente un millón de compradores con el objetivo de adquirir, a precios sólo vistos en Dubai, productos de construcción, decoración y equipo médico

    Cancún.- China, el gigante asiático que quiere ser la primera potencia en el mundo, busca instalarse en Cancún para atender a viajeros provenientes de América Latina y Estados Unidos, y mantener una relación comercial de productos ligados a la construcción, decoración, autopartes y equipo médico.

    "Cancún está acostumbrado a tratar con gigantes. La potencia mundial es Estados Unidos y esta ciudad recibe mayoritariamente turistas de ese país, no veo por qué no pueda con el segundo (gigante). México, y particularmente Cancún, tienen una ubicación geográfica privilegiada para temas de negocios y turismo", sostiene Juan Carlos López Rodríguez, director general del proyecto Dragon Mart Cancún.

    De aprobarse el proyecto, de los puertos de Shangai y Dalian, zarparían las embarcaciones para dirigirse al Canal de Panamá; de donde partirían hacía Houston, Estados Unidos; ahí un buque cambiaría de contenedor y los barcos continuarían su ruta hacia Puerto Progreso, Yucatán, algunos se quedarían ahí y otros, vía carretera, llegarían al centro de exhibición ubicado a las afueras de la ciudad.

    "Todo el inmueble se va a construir con empresas y mano de obra mexicana. No hay mano de obra china", aclara López Rodríguez.

    Explica las características: el modelo de negocio y el concepto es el mismo que el presentado hace poco más de un año. Lo único que se adecuó al inmueble son las áreas de exhibición y servicio. Actualmente está concluido el diseño y las ingenierías del proyecto.

    Dragón Mart Cancún es un centro de exhibición permanente focalizado a aprovechar las ventas que tiene de la infraestructura hotelera y fomentar aérea de servicios de Cancún para que el turismo de negocio; de tal manera que viajeros, en vez de ir a Miami, Los Ángeles, las Vegas y Shangai, Panamá de compras, acudan a Cancún sin utilizar intermediarios para llegar a productos de su interés.

    El proyecto consta de una superficie de 192 hectáreas, localizadas a siete kilómetros del Aeropuerto Internacional de Cancún, a la altura del kilómetro 331 de la carretera federal Cancún-Chetumal. Comprende 122 mil metros cuadrados de área de exhibición, 40 mil metros cuadrados de área de almacenaje y 102 mil metros cuadrados de área residencial.

    El funcionamiento

    Uno de los dueños de una empresa china, o una persona de confianza vendrá a crear una empresa a México, firmará un contrato de arrendamiento y exhibirá sus productos. Esta empresa va a generar uno y medio empleo directo, y uno y medio empleos indirectos. Se estima que generarán 6 mil empleos directos e indirectos, en la zona.

    - ¿Cómo es que China va a llegar a Cancún cuando todas las economías en el mundo están protegiéndose del gigante rojo?

    - El Dragon Mart no viene a desplazar ningún empleo, ni industria. Primero que nada hay que entender que China es ya nuestro segundo socio comercial. Hoy día muchos productos están siendo exhibidos en nuestro país. La vocación natural del nuevo centro de exhibición serán materiales de construcción en la segunda generación, no en insumo base.

    "El calzado, el juguete y la confección no son sectores que deseen explotarse", dice el directivo. "Nuestros inversionistas van más por la construcción, la ferretería, la iluminación, la industria de autopartes, equipo médico y el sector agroindustrial. Además, más que competir contra empresarios y mano de obra local, es una oportunidad para que los quintanarroenses sean clientes", señala.

    - ¿Cómo se pueden integrar los pequeños y medianos empresarios al proyecto?

    - Va a haber un proceso de construcción donde se van a requerir insumos y proveeduría; ganarán las empresas locales más competitivas; las personas que quieran ser arrendatarios, que quieran exhibir sus productos o hacer negocio podrán hacerlo; el Dragon Mart va a requerir de restaurantes, tiendas de conveniencia y áreas de servicios para 8 mil trabajadores.

    - ¿Está abierta China para hacer negocio con los mexicanos?

    - Sí. China se está convirtiendo en gran importador de todo tipo de alimentos. Si logramos, en diferentes facetas, focalizar lo que necesitan en hortalizas, carne, camarón, se vuelve una realidad. China es un mercado de mil 300 millones de pesos, una potencia ávida de nuevas cosas y más calidad.

    Recientemente el presidente municipal de Benito Juárez, Julián Ricalde, advirtió que no extenderá "cheques en blanco" para proyectos como el Dragon Mart, ya que, de acuerdo con los datos difundidos por la empresa, el desarrollo en su parte inmobiliaria, violenta el Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL).

    Señala que el proyecto no cuenta con la aprobación de estudios ni autorizaciones municipales; y advirtió que está localizado dentro de tres Unidades de Gestión Ambiental Sustentable (UGA); una de las cuales, no permite la densidad que plantea el proyecto.

    El empresario López Rodríguez aclara: "El Dragon Mart no cuenta con la licencia de construcción porque no hemos llegado a esa etapa, apenas vamos a solicitarla".

    Sobre el tema del uso de suelo, manifiesta: "vamos a acercarnos con las autoridades municipales para explicarles que, conforme al POEL y el planteamiento del centro de exhibición comercial e industrial, estas viviendas son complementarías al área comercial y de servicio. Decirles que consideramos que, conforme al POEL sí es procedente autorizar la licencia de construcción para efecto de vivienda".

    El empresario asegura que aunque el proyecto ejecutivo esté terminado, apenas inician los trámites, en su momento "cumpliremos con las disposiciones que marca el nivel estatal, federal y municipal cabalmente"; para tranquilidad de la población, asegura que "si por alguna causa implica hacer ajuste, o adecuación, lo haremos".

    - ¿Se municipalizarían los servicios?

    - La intención es hacer un proyecto integral que cuente con todos los servicios, que sea autosuficiente. El Dragon Mart contempla la extracción de agua con planta desalinizadora, su propia red de drenaje con plantas de tratamiento, el manejo del agua pluvial a través de pozos de absorción, el manejo de residuos sólidos mediante un contrato con las empresas autorizadas con el municipio. No es nuestra idea fraccionar.

    "Ni la vivienda ni los locales de exhibición están en venta. Nuestro modelo de negocio es una unidad: el centro de exhibición, los 40 mil metros cuadrados de bodegas y los metros cuadrados de vivienda, todo es un mismo concepto. Todo se va a arrendar, no se va a individualizar, fraccionar ni vender".

    Añade que tampoco se prevé una vivienda por cada empresario. Es posible que dos chinos vivan en el mismo departamento. La primera etapa contempla construir 700 viviendas, de 4 tipos: departamentos de 60 metros cuadrados; de 100 metros cuadrados; villas de 150 metros y otras casas de 200 metros cuadrados.

    "La experiencia de Chinamex nos dice que la mayoría de las personas viajarían solas, vendrían a Cancún únicamente los administradores. Si bien ellos tendrían derecho a traer a su familia, la experiencia anterior en Dubai revela que los chinos suelen viajar solos. Esperamos una persona por cada centro de exhibición o local y será atendido por dos personas mexicanas", precisa.

    El contrato de arrendamiento será por tres años. Desde el punto de vista migratorio, los locales de exhibición y las personas que los renten van a ser empresas mexicanas, propiedad de los empresarios chinos.

    - ¿Qué comerán?

    - Estamos hablando de un movimiento de 2 mil personas que tendrían opciones tanto en el centro de Cancún que presenta baja venta por el modelo all inclusive y detonaría la economía; también tendrían como opción la Zona Hotelera, Puerto Morelos y el área de la Riviera Maya-, aclara Antonio Cervera León, presidente de la Asociación de Inversionistas de Quintana Roo.

    Añade: "estamos estableciendo agenda intensa con organismos empresariales. Empezamos con la Asociación de Proveedores de Quintana Roo, luego con el Consejo Coordinador Empresarial del Caribe. Hay absoluta apertura a la comunicación por parte de los inversionistas del proyecto y aclarar todo tipo de dudas".

    Movilidad

    El proyecto contempla un corredor entre el área habitacional y bodegas con el centro de exhibición. El director del proyecto, destaca que, al principio los chinos se moverán a pie, luego algunos buscarán adquirir vehículos; además, en el centro habitacional habrá locales comerciales para algunos productos a los que están más acostumbrados como comestibles y tintorerías.

    En la carrera por conquistar al apetecible mercado del turista chino que, en muchos casos, está descubriendo el mundo, diversos países han levantado la mano; sin embargo, al ser viajeros que quieren ser tratados en su idioma y comer su comida, no afectos a experimentar.

    - ¿Cómo harán para conquistar a los viajeros de negocios como ofrece el proyecto Dragon Mart?

    - Es un aprendizaje de ellos y del sector local turístico. Lo primero es conocer Cancún, que vean la infraestructura. Luego que lleguen vuelos directos Shangai-Cancún. En los últimos meses han estado viniendo y hemos logrado que el viajero se dé el tiempo de conocer Cancún. Está llegando una delegación de chinos por semana que regresa con un comentario positivo. Cancún es cosmopolita; la gente es bilingüe. Todo es ir aprendiendo, preparando la infraestructura para recibir al turismo muy específico de alimentación, señalamiento y con traductores-, señala López Rodríguez.

    Con información de Luces del Siglo

    Síguenos en Twitter: @TerraEconomiaMX

  • Agencias
    Todos los derechos de reprodución y representación son reservados.