inclusão de arquivo javascript

 
 

Economia » Noticias

 ¿Por qué es tan cara el agua embotellada?

13 de Agosto de 2013 • 14:11hs  •  actualizado 14:59hs


Foto: Getty Images.

El costo de fabricación, transportación y venta de la botella de plástico para envasar el agua es lo que en un primer momento encarece al líquido

El agua embotellada es entre 240 y 10 mil veces más cara que el agua de la tubería debido a que existe gente dispuesta a pagar por ella, señala la revista estadounidense The Atlantic. Ejemplifican que, tan sólo en Estados Unidos, la gente gasta 15 mil millones de dólares en el líquido envasado.

El editor de la sección de negocios de la versión en línea de la revista The Atlantic, Derek Thompson, explica que comparada con otras bebidas, el agua embotellada no es precisamente cara, ya que el precio de un refresco embotellado es prácticamente el mismo. Sin embargo, el agua embotellada es entre 240 y 10 mil veces más cara que el agua de la tubería.

Si una familia se viera obligada a utilizar agua embotellada en lugar de agua de la tubería para actividades como cocinar, descargar el inodoro y lavar trastes, se incrementarían sus gastos nueve mil dólares diarios.

Pero, ¿qué es lo que hace tan cara al agua embotellada?

Señala que es el costo de fabricación, transportación y venta de la botella de plástico para envasar el agua lo que en un primer momento encarece al líquido y que cuando alguien compra un litro de agua embotellada, en realidad está pagando tres veces por su valor real.

El segundo factor que encarece al agua embotellada es el costo del líquido en sí mismo, ya que el extraerlo también cuesta dinero, porque "no exista el agua gratis, hasta el agua que tú crees que es gratis, es pagada con impuestos", explica Thompson.

Pero el factor que hace que el precio del agua se eleva tan exponencialmente es la etiqueta, ya que en lo que más invierten las compañías que comercializan agua embotellada es en la mercadotecnia, la publicidad, en contratar a gente famosa para que la anuncie.

Resalta que las empresas deben gastar grandes cantidades de dinero para sobresalir en un mercado saturado de marcas que intentan vender uno de los elementos más comunes del planeta. Sin embargo, pueden permitirse elevar sus precios debido que siempre hay gente dispuesta a pagar por la marca y por una versión cara del líquido embotellado.

Síguenos en Twitter: @TerraEconomiaMX


Todos los derechos de reprodución y representación son reservados.